Thomas Edison: el hombre que no inventó la bombilla

Thomas Edison. Algunos lo conocerán como el inventor de la electricidad, la bombilla, la película, etc. Poseedor de 1,093 patentes, es conocido como uno de los inventores “más prolíficos del mundo”, cosa que es triste teniendo en cuenta que la mayoría de sus llamados “inventos” no son más que ideas robadas. Se podrían escribir innumerable cantidad de posts describiendo los muchos inventos que Thomas Edison robó, pero para mantener esta entrada corta hoy sólo nos concentraremos en una de sus creaciones más famosas: la bombilla.

Edison pensando en la manera más cruel de joder a sus siguiente victima

Fue Heinrich Göbel quien inventó la primera bombilla en el año 1854, viendo que tenía algo grande entre manos, Göbel trató de vender el invento a Edison quien no le vio ninguna utilidad y rechazó la oferta. Al poco tiempo, Göbel fallecería lo que sería la señal que esperaba Edison quien compró la patente de la Bombilla de Göbel a un precio bastante menor que el deseado.

Pero ahí no acaba la historia y ahora entra al escenario Joseph Swan, Swan inventó y patentó una funcional y mejorada bombilla, Edison viendo que esta vez no podía salirse con la suya copió el diseño de Swan y comenzó una campaña desacreditandoló y mostrándose como el único inventor de la bombilla.

Al cabo de un tiempo y constatar que la táctica no le estaba funcionando, optó por hacer un trato con Swan y le ofreció una sociedad, dando como resultado la compañía Ediswan United Company. Luego de adquirir suficiente dinero y poder, Edison compró la parte de Swan y procedió a eliminarlo de los registros para así poder quedar él como el único inventor de la bombilla.

Al menos Swan tuvo mejor suerte que Göbel y sacó algo de dinero del asunto, pero gracias a las tácticas sucias de Edison los libros de historia siempre lo tendrán como “el padre de la bombilla”.

Categorias: Literatura Tags: , , , ,